Logo Gobierno de Aragón

Banco de Sangre y Tejidos de Aragón

El Banco de Sangre instala un aparcamiento de patinetes eléctricos

Nuevo aparcamiento para patinetes eléctricos

La entidad confirma su compromiso con la movilidad sostenible y recuerda que forma parte de la comunidad de organismos que participan en la plataforma Sanidad por el Clima

El aparcamiento cuenta con seis puestos, se ha instalado en la entrada principal del edificio en el que se encuentra el Banco y es de uso gratuito para los donantes que vengan con este tipo de vehículos.

El Banco de Sangre pertenece a Sanidad #PorElClima.  Se trata de la plataforma que aúna la comunidad de actores del sector sanitario comprometidos con la sociedad, con nuestro entorno y con un futuro mejor. Su objetivo es acelerar la acción frente al cambio climático en el sistema sanitario. En esta plataforma el Banco de Sangre y Tejidos ha compartido cuatro de las últimas noticias que la entidad ha promovido en este terreno.

Por un lado, el proyecto #donamásvida que se presentó en marzo del año pasado y del que ya se han desarrollado dos ediciones. Coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Árbol, con el objetivo de impulsar las donaciones por aféresis y la repoblación de nuestros montes, se han plantado 3.500 ejemplares –como el número de donaciones de plasma y plaquetas de los últimos años- junto al Monasterio de Rueda en el término municipal de Sástago.

Por otro, el Banco se unió a la Semana Europea de la Movilidad en septiembre pasado difundiendo su aparcamiento para bicis. Entre otros, nos visitó Rubén. Vino a donar sangre, como hace cuatro veces al año, y lo hizo con su bicicleta. Aprovechamos para recordar que esta instalación, junto al parque Delicias de la capital aragonesa, está rodeada de transporte público y que se puede venir en las líneas de bus urbano: 28, 33, 22, 53 y 42.

Finalmente, el Banco de Sangre se siente comprometido con la optimización del consumo energético. De hecho, fue uno de los primeros edificios públicos en recibir una alta calificación energética ya en el año 2018.

Ir al contenido